“El Patrimonio Judío de las provincias occidentales de España y Portugal”

Madrid – Toledo Ávila – Salamanca – Penedono – Vila Nova de Foz Côa – Lamego – Bragança – Ribadavia – Monforte Tui-Orense – Vigo – Santiago de Compostela – Segovia – Madrid

 

Día 1

Llegada a Madrid.  Encuentro con el guía en el aeropuerto. Traslado al centro de Madrid. Tour por el centro histórico de Madrid. Empezaremos nuestra excursión en el centro de toda España, la Puerta del Sol y la Plaza Mayor, donde se realizaban, antiguamente, las ejecuciones públicas y las coronaciones, las corridas de toros y las fiestas municipales. Después nos dirigiremos al Palacio Real, los Jardines de Sabatini, el Templo de Debod y el Teatro Real. Durante la excursión, pasearemos por el Paseo del Prado y la Plaza de Cibeles con su famosa fuente y símbolo de la ciudad hasta llegar a los Museos del Prado, Reina Sofía y Thyssen-Bornemisza.  Con previa confirmación, durante nuestra excursión podremos visitar por dentro uno o dos museos y ver las pinturas únicas de Bosch, Goya, Velázquez, Fra Angelico, Rubens, Tiziano, Van Gogh, Durer, Caravaggio, Dalí y Picasso.

La comida de bienvenida será en el restaurante de la cocina Kosher. Durante ésta, disfrutará las delicias de la gastronomía sefardí, conocerá a los representantes de la comunidad europea de Madrid y escuchará la breve historia del Madrid Judío que se remonta al siglo IX.  Después de la comida, pasearemos por las calles de la judería vieja, que ocupan el espacio entre el Teatro Real y la moderna calle Arenal. Este barrio estaba conformado por, aproximadamente, 20 casas, situadas en grupos pequeños. En la Plaza de Oriente se encontraba, antiguamente, el cementerio judío. En el siglo XIV, debido a la epidemia de la plaga, los residentes de este barrio viejo tuvieron que abandonar sus casas y trasladarse al sudeste de la ciudad, donde actualmente se encuentran la Catedral de la Almudena, el Campo del Rey y la Plaza de la Armería.  Las excavaciones arqueológicas, realizadas en el área entre el Palacio Real y la Catedral de la Almudena confirmaron la existencia del barrio judío y su Sinagoga en este lugar hasta el siglo XVI.  Las casas de los judíos ricos que se quedaron en España después del Edicto de expulsión de los judíos del año 1492 y que tenían que convertirse al cristianismo, se encontraban a lo largo de la Plaza de Ramales, la Plaza de Santiago y la Calle Bailén, cerca del nuevo barrio judío, como lo demuestran varios atributos en la arquitectura externa de los edificios conservados. Desde la Calle Bailén, nos dirigimos al oeste, más concretamente, al barrio de Lavapiés, donde en el lugar de Iglesia de San Lorenzo, se encontraba la Sinagoga judía del siglo X. Al final de la excursión, nos espera el traslado al hotel. Por la tarde, tendremos tiempo libre para conocer la ciudad y cenar. El supervisor del grupo estará siempre a su servicio.

 

Día 2

Desayuno en el hotel. Salida del hotel. Hoy nos vamos a Toledo, cuya historia esta relacionada con la historia de los judíos de la Península Ibérica. Nuestra primera parada es Palacio de Galiana, ejemplo del estilo “mudéjar”, situado a orillas del río Tajo. Originalmente, el palacio fue la residencia veraniega del rey musulmán de la Taifa de Toledo, Reino Islámico que existió casi hasta el fin del siglo XI, hasta que las tierras de Toledo y sus alrededores fueron reconquistados por la corona de Castilla. En el siglo XIII, el palacio fue la residencia del Rey de Castilla Alfonso X el Sabio. El palacio está descrito detalladamente en la novela de Lion Feuchtwanger “Balada española – La judía de Toledo” que relata la bonita y trágica historia de amor entre el rey y caballero cristiano y la judía Raquel, hija de Abraham ibn Ezra, primero comerciante sevillano y luego consejero del Rey de Castilla. Según las pruebas históricas, el palacio incluye el jardín real parcialmente restaurado, alabado en las baladas e historias medievales.  Durante la visita al palacio, visitaremos el lugar donde, en el siglo XI, el famoso astrónomo de Toledo Al Azarquel construyó la clepsidra de Azarquiel, que funcionaba como reloj solar, y representaba el complejo sistema de las cisternas y depósitos del Palacio. Algunos investigadores indican que Al Azarquiel era de la antigua familia judía, pero tuvo que convertirse al Islam al comienzo del reinado de los taifas musulmanes y elegir nombre musulmán.

Después de la visita al Palacio de Galiana nos vamos a Toledo. Antes de subir a la ciudad amurallada, que se impone sobre el río Tajo, haremos una parada en la plataforma de observación para disfrutar del impresionante paisaje, inmortalizado en las pinturas de El Greco (“Vista de Toledo” de El Greco). La ciudad vieja está situada encima de la colina y, según muchos, tiene cierto parecido con Jerusalén en su apariencia e historia. Desde nuestro punto de partida podemos ver bien el viejo y el nuevo barrio judío, la Catedral y el Palacio del Alcázar de Toldedo del siglo XII.

El primer asentamiento de los judíos en Toledo se remonta al siglo IV, cuando le pusieron el nombre latino de “Toletum”, y donde se dice que los primeros judíos llegaron a la Península Ibérica en los siglos VIII-VI a.C., debido a la expulsión de Babilonia y el dominio Asirio en Judea. Las pruebas documentales más recientes de la existencia judía en esta ciudad se remontan a los siglos V – VIII d.C., cuando Toledo estaba gobernado por los reyes visigodos, quienes, después de convertirse al cristianismo, empezaron a restringir los derechos de los judíos. Según la leyenda, los conquistadores árabes, encabezados por Tariq ibn Ziyad, derrocaron al rey de los visigodos en la Batalla de Guadalete, en el año 711. Los judíos buenamente abrieron las puertas de la ciudad y dejaron a los musulmanes entrar mientras los cristianos se encontraban misa. Durante el reinado árabe en Toledo y otras áreas del sur de España, los judíos disfrutaron de todos los derechos, e incluso tuvieron algunos privilegios. A cambio, los judíos aceptaron los nuevos reyes. Además, estos aprendieron árabe y lo utilizaron como lengua oficial hasta el siglo XIII, incluso en las cuestiones religiosas.  Durante su florecimiento y hasta finales del siglo XIII, la comunidad judía, o el “aljama” de Toledo fue un grupo potente e influyente, que tenía autogobierno y era de gran importancia para las autoridades de la ciudad y el Reino de Castilla.

Al llegar a la ciudad, empezaremos nuestra excursión por el Toledo judío con una visita a las dos Sinagogas que se mantienen: la Sinagoga del Tránsito y la Sinagoga de La Blanca. Ambas son los dos únicos ejemplos de este estilo arquitectónico llamado mudéjar. Dentro de la Sinagoga del Tránsito se encuentran los fragmentos originales en el decorado de las paredes y el suelo. La sinagoga está compuesta por la sala principal, la galería, en la segunda planta, las habitaciones de la escuela de rabinos y el patio, donde inicialmente se encontraba la “mikwa” con los depósitos que recogían el agua de la lluvia.  Los arcos de la Capilla representan un ejemplo único del trabajo con arquitectura en madera de este tiempo.  Las paredes guardan sus formas originales con textos en hebreo y árabe, así como motivos geométricos y heráldicos del reino de Castilla y León, acompañados por las lecturas de los salmos, en particular, en la pared este, que termina con tres arcos altos y estrechos, donde se guardan los rollos de la Thora (heijal) en el panel de los moldes multicolores.  En el suelo se conserva parte de la cubierta mosaica original. Después de la entrada en vigor del Estatuto en el año 1492, la Sinagoga fue entregada a la Orden de Calatrava. Ha pasado por iglesia, hospital y almacén de municiones, aunque desde finales del siglo XIX fue reconocida como Patrimonio Nacional. También veremos beth midrash (Casa de Aprendizaje), eshiva y otros sitios relacionados con el pasado judío de la ciudad.

Comida en el restaurante de la cocina Kosher, cuya especialidad es su gran variedad de quesos de granja.  Tiempo libre para recorrer la ciudad.

Vamos a Ávila, la fortaleza medieval del siglo XI, situada a una altitud de 1.128 m sobre el nivel del mar.  Durante esta excursión a la ciudad, visitaremos el edificio histórico de la Sinagoga antigua de Belforad, la Sinagoga de Don Simón, donde estaba ubicado el antiguo barrio judío Adaja) y la casa del rabino de Ávila.

Traslado a Salamanca. Alojamiento en el hotel. Noche en el hotel.

 

Día 3

Desayuno en el hotel. Por la mañana, visitaremos el Patrimonio Judío de Salamanca.  Veremos las instalaciones subterráneas de las dos antiguas Sinagogas conservadas, la Cueva de los Cabalistas, la Casa de los rabinos y la Casa de Abraham Zacuto, el gran pensador del siglo XV, que se encuentra en el lugar de la Universidad antigua. Nuestra guía-historiador le mostrará lo que queda de la Aljama de Salamanca, una de las comunidades más ricas e influyentes de Castilla, junto con la comunidad de Toledo.

Comida.

Después del almuerzo, seguiremos recorriendo la ciudad. Visitaremos la Universidad nueva, la casa del rector Miguel de Unamuno, la Plaza Mayor de estilo barroco, la Torre del Clavero, la famosa Casa de las Conchas, el Puente Romano, las Catedrales (la Nueva y la Vieja) y los Palacios. Al atardecer, subiremos la escalera que “conduce al cielo” (Scala Coeli) de la torre Clerecia de Salamanca, que ofrece una panorámica increíble de la ciudad y sus alrededores.

Cena. Noche en el hotel.

 

Día 4

Desayuno en el hotel. Nos dirigiremos a Portugal para explorar el Patrimonio de las pequeñas ciudades, donde se asentaron muchas comunidades judías durante los siglos XIII-XVI. La historia de los judíos portugueses se remonta a los tiempos prerromanos y la memoria de la epoca trágica de la Inquisición portuguesa del siglo XVI, la Reconquista, la Expulsión y el Regreso, aún están presentes en la arquitectura.

Visitaremos Penedono, Vila Nova de Foz Côa, Lamego y Braganca.  Alojamiento en el hotel de Braganca. Cena y noche en el hotel.

 

Día 5

Desayuno en el hotel. Tour por Braganca. Regreso a España, esta vez por Galicia. Visitaremos Monforte de Lemos, Tui y Vigo, por la tarde llegaremos a Ourense.  Seguiremos el programa de la excursión.

Alojamiento en el hotel y cena. Noche en el hotel.

 

Dia 6

Desayuno en el hotel.  Excursión por Ourense. Traslado a Santiago de Compostela.  A pesar de que Santiago de Compostela es el centro de peregrinación para cristianos de todo el mundo, la historia judía de la ciudad no es menos importante.  Conoceremos a los representantes de la comunidad judía moderna y visitaremos la Sinagoga moderna. Tour por la ciudad y sus alrededores por los barrios y asentaminetos judíos de los siglos X-XIII (situados cerca de la ciudad, y desde el siglo XIII, también a la orilla derecha del río Duero).

Cena en la ciudad. Alojamiento en el hotel. Noche en el hotel.

 

Día 7

Desayuno en el hotel. Hoy nos moveremos a lo largo de la costa o Costa da Morte; también visitaremos el Cabo Finisterre, desde donde (durante la Reconquista) los barcos de los marineros se dirigían al Mundo Nuevo, y la ciudad turística de La Coruña.

Comida en una marisquería de La Coruña.

Regreso a Santiago. Tiempo libre. Cena. Noche en el hotel.

 

Dia 8

Desayuno en el hotel. Dejamos Santiago.  De camino a Madrid, pararemos en Segovia, ciudad incluida dentro de la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Observaremos las atracciones históricas y culturales de la ciudad, conoceremos la historia de la ciudad de Segovia, y visitaremos sus los barrios judíos, las Sinagogas y la beth midrash.

Traslado al aeropuerto de Madrid. Fin del tour.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *